Blogia

Temas de Optometria

Glaucoma de Ángulo cerrado

Glaucoma de Ángulo cerrado

Por su parte, el glaucoma de ángulo cerrado provoca súbitos ataques de aumento de la presión intraocular, que generalmente afectan a un solo ojo. Lo que sucede es que en quienes lo padecen el espacio entre la córnea y el iris por donde normalmente el fluido sale del globo ocular es más estrecho de lo normal, y cualquier factor que dilate la pupila puede hacer que el iris bloquee el drenaje de fluido, dando lugar al imprevisto aumento de la presión, por lo que en caso de duda es mejor abstenerse de dilatar la pupila, siendo la fenilefrina el agente farmacológico que provoca los efectos mas indeseables.

 Existe un riesgo de entorno al 70-80% de que se produzca un ataque agudo de glaucoma en el ojo contralateral, por lo que se debe tratar siempre mediante iridotomia preventiva con laser, hemos de resaltar tambien que el uso crónico de mióticos no sustituye a la iridotomia.

Los síntomas repentinos que caracterizan a este tipo de glaucoma son: ligero empeoramiento de la visión, halos de color alrededor de las luces, dolor en el ojo y en la cabeza. Pueden durar tan sólo unas pocas horas, para más tarde transformarse en un ataque más grave: una rápida pérdida de la visión y un repentino y agudo dolor que late en el ojo, el párpado se hincha y el ojo se torna lloroso y rojo, la pupila se dilata y no se cierra normalmente ante una luz intensa.

Todo esto puede ir acompañado por náuseas y vómitos que pueden confundir el diagnóstico. Estos ataques suelen ser recurrentes, y progresivos: cada vez el campo visual es más reducido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Glaucoma de Ángulo abierto

Glaucoma de Ángulo abierto

Ángulo abierto

En su forma abierta, la más frecuente, el glaucoma afecta generalmente a ambos ojos, y es más común a partir de los 35 años. Ocasionalmente se presenta en los niños. También se ha observado que suele afectar a personas de una misma familia, siendo más común entre quienes padecen diabetes o miopía.

En un comienzo, el aumento de la presión ocular que caracteriza al glaucoma de ángulo abierto no da lugar a ningún síntoma; más tarde, los primeros síntomas son el estrechamiento de la visión periférica, ligeros dolores de cabeza y sutiles trastornos visuales. Con el paso del tiempo, y si la enfermedad no ha sido diagnóstica y tratada, aparece la llamada visión en túnel: no se pueden percibir los objetos que están a ambos lados del centro de la visión. Los síntomas relacionados con la visión son irreversibles.

Es de vital importancia tomarla presión ocular con la primera prescripción para la presbicia, ya que si no se detecta y no se trata conduce a la ceguera irreversible.

 

Glaucoma

Glaucoma

En el interior del ojo se produce constantemente un líquido, el humor acuoso. Este líquido proporciona la presión adecuada al globo ocular y debe existir una adecuada relación entre su producción y su salida. Si se altera la evacuación del humor acuoso traerá como consecuencia un aumento en la presión intraocular provocando alteraciones y destrucción en la capa de fibras nerviosas de la retina con el consecutivo daño al nervio óptico, estas alteraciones que se producen en el globo ocular se conoce con el nombre de Glaucoma.

Si no es tratado a tiempo y en forma adecuada, el glaucoma puede ocasionar la ceguera total. Es la causa más importante de ceguera irreversible en todo el mundo. Una pérdida de la visión periférica o puntos ciegos que se instalan en el campo visual suelen ser las consecuencias de un glaucoma no tratado

Los glaucomas se clasifican en glaucomas de ángulo abierto y de ángulo cerrado, y en algunas ocasiones pueden ser secundarios a otras afecciones. En los glaucomas de ángulo abierto, los canales de salida del fluido el fluido drena muy lentamente; en los de ángulo cerrado los canales están bloqueados por el iris. Para el diagnóstico, el optometrista debe recurrir a métodos indoloros que permiten medir la presión interna del globo ocular, llamados tonometría.

Proximamente desgranaremos los diferentes tipos y hablaremos de los posibles tratamientos.

 

Despues de mucho tiempo con el blog parado

Despues de tanto tiempo sin escribir nada por diversos problemas(entre otras cosas con el servidor), vuelvo a escribir para informaros de que proximamente volvere a actualizar el blog regularmente para seguir informandoos de cosas relacionadas con este mundo. 

DESAFIANDO A LA "CULTURA POPULAR"

Debemos saber que:
-La lectura con iluminación escasa no produce daño ocular.
-Tampoco daña la visión la lectura realizada en condiciones de exceso de luz(aunque sea molesto).
-Los ojos no se usan "excesivamente"; pueden utilizarse durante todo el tiempo que se desee(incluso para preparar los exámenes)
-Las gafas, las lentes de contacto o la cirugía refractiva corrigen los defectos de refracción, pero no los curan.
-La graduación incorrecta puede impedir ver bien, e incluso producir cefalea y sensación de mareo, pero no puede causar trastornos oculares permanentes, salvo en la infancia.
-La mayor parte de las cefaleas no está causada por una afección ocular y, desde luego, las cefaleas de causa orgánica, como las migrañas, nunca se deben a causa ocular.
-Los ojos se limpian espontáneamente con la lágrima. No existe, en el mercado farmacéutico, ninguna sustancia ni compuesto químico que posea una acción más beneficiosa sobre la superficie externa del globo ocular que la lágrima fisiólogica. Por ello, la utilización de colirios cosméticos es, en principio, innecesaria, cuando no peligrosa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Higiene Visual

Higiene Visual

Higiene visual

No debemos olvidar que nuestro sistema visual está desarrollado  de forma que está preparado para la visión lejana, esto es porque nuestro antepasados usaban este tipo de visión para poder salir a cazar y observar los peligros que había a su alrededor, debido al incremente del uso de la visión de cerca por la aparición de los ordenadores, el hecho de que cada vez se estudie mas, etc produce cierto estrés en nuestro sistema visual.                                               La normas de higiene visual son un conjunto de consejos que tienen como objetivo reducir el estrés que produce la visión próxima sobre el sistema visual. Intentamos con ellas una adaptación de nuestro sistema visual a las exigencias de la sociedad actual.Lee atentamente estas normas y llévalas a la práctica lo antes posible.

 Normas de Higiene Visual

  • No te acerques en exceso a los textos. La distancia idónea para una persona es la que hay, aproximadamente, entre su codo y su puño cerrado. Por lo tanto, si apoyamos el codo sobre el texto y ponemos nuestra mejilla sobre el puño cerrado, tendremos aproximadamente una buena distancia de trabajo. Al leer, los antebrazos han de estar apoyados sobre el plano de trabajo. No se debe leer con la cabeza, sino con los ojos. Esto puede ser un signo de un problema visual.
  • Estudia o lee con una iluminación adecuada. Ésta debe estar concentrada en la zona de estudio o lectura, pero el resto del entorno no debe quedar a oscuras. Por lo tanto, el habitáculo en el que nos encontramos ha de estar iluminado, y la zona en la que están los textos tiene que estarlo más, concentrando la iluminación con una lámpara.
  • Evita reflejos o luz directa sobre los ojos. Debemos asegurarnos de que en la pantalla del ordenador no hay reflejos molestos, los cuales producirán estrés acumulativo que puede producir cansancio visual. También tenemos que evitar la luz directa de lámparas hacia los ojos.
  • Realiza descansos periódicos. Ten siempre en cuenta que los ojos no están preparados para estar mucho tiempo mirando de cerca. Por lo tanto, realiza descansos programados. No estés más de 45 minutos seguidos leyendo o con el ordenador. Relaja tu visión mirando de lejos, a través de una ventana, intentando enfocar objetos alejados. De esta manera, los ojos se relajarán.
  • Hidrata tus ojos. El parpadeo es un mecanismo natural de secreción lagrimal y limpieza de la superficie ocular. La visión próxima que requiera concentración inhibe el parpadeo. Durante el estudio, la lectura o el uso del ordenador, la frecuencia de parpadeo se reduce a menos de la mitad. Por esto, muchas veces cuando estamos concentrados leyendo, o incluso mirando una película o conduciendo, notamos de repente picor y lagrimeo, pués los ojos se secaron y se inició el proceso de lagrimeo reflejo. Tenemos que ser conscientes de este fenómeno e intentar parpadear, o incluso refrescarnos el rostro con agua fría.
  • Si estás ante el ordenador, vigila tu postura. Muy importante que la pantalla esté situada bajo la línea de mirada. Es decir, los ojos han de estar dirigidos ligeramente hacia abajo, nunca hacia arriba, cuando miremos la pantalla. Si estás pasando datos o texto al ordenador, evita en lo posible los giros repetidos de cuello. Sitúa el texto a copiar en un plano cercano al de la pantalla de tu ordenador. Pon la espalda recta y los brazos paralelos al cuerpo
  • Son recomendables las salidas al campo, a espacios libres o abiertos.

Diferencia entre optometrista y oftalmólogo

Diferencia entre optometrista y oftalmólogo

 

PROBLEMAS OCULARES:

        Los problemas oculares son atendidos por el Oftalmólogo, mediante tratamientos médicos en clínica y/o cirugía ocular. El oftalmólogo es el anatomo-patólogo del ojo.

        En pocas pero concretas palabras, estos problemas pueden tener diversa etiología, pero en definitiva, se asume que cualesquiera sean sus características, requieren, dentro de sus respectivos niveles de complejidad, de procesos terapéuticos oftalmológicos, mediante procedimientos clínicos y/o quirúrgicos, los cuales a todas luces deben ser practicados por médicos oftalmólogos, dada su formación específica y competencia directa.

PROBLEMAS VISUALES:

        Estos, son atendidos por el Optometrista, mediante procedimientos científicos que no incluyen medicinas o cirugía alguna. El optómetro es el físico-fisiólogo de la visión.

        Estos problemas o condiciones ópticas del ojo sano, mal llamados enfermedades oculares, son simples condiciones anómalas del enfoque óptico (hipermetropía, miopía, astigmatismo, presbicia) de la acomodación o convergencia (excesos e insuficiencias, forias y estrabismos), que tienen su origen en los defectos refractivos o anomalías sensoriales de la visión mono y binocular. Un elevado porcentaje de estos problemas visuales, se deben a la adopción de malas posturas de las personas, durante la permanencia en tareas de gran exigencia visual (académicas o laborales) y/o a fatiga visual en condiciones de trabajo inadecuadas (iluminación, polvo en el ambiente, distancias inapropiadas para el enfoque visual, etc.). Los anteojos o lentes de contacto, nos permiten compensar defectos refractivos, o dicho en otras palabras, resolver la dificultad que tienen algunas personas para enfocar nítidamente los objetos.

Hasta aquí hablamos de algunas diferencias entre los dos profesionales, y las coincidencias radican, en que los dos ayudan a solucionar los problemas visuales a los pacientes.

El optometrista

El optometrista

El ÓPTICO OPTOMETRISTA (de aqui en adelante optometrista)  es un profesional sanitario primario, con formación universitaria, que se encarga del sistema visual funcionalmente inadecuado. Es un profesional universitario formado en la fisiología normal y anormal de los ojos, en la psicofísica de la visión, en los procesos de percepción y sus relaciones con las actividades funcionales del aprendizaje, el trabajo, el entorno y el ocio. Un optometrista está formado y autorizado legalmente para determinar el estado de salud y la valoración funcional de los componentes de acomodación refractiva, ocular-sensorial-motora y perceptual del aparato visual.

* Definición aportada por la Liga Internacional de Óptica-Optometría (I00L).

Actualmente exigimos a nuestros ojos y a nuestra visión, mucho más; cada día se emplea con mayor frecuencia la visión próxima (trabajo, estudio, informática, etc. ciertamente quizá y el número de niños que necesitan gafas va en aumento. Cualquier ser humano, en algún momento de su vida, será portador de compensación óptica, y para mejorar nuestra calidad de vida, exigimos VER MEJOR Y DURANTE MÁS TIEMPO. Esta nueva circunstancia ha obligado al OPTOMETRISTA a una formación continuada y una especialización en cada una de las áreas que componen nuestra profesión.

Segun reconoce el BOE publicado el sábado 22 de Noviembre de 2003, en la Le de Ordenación de Proefsiones Sanitarias, el optometrista es un profesional sanitario, y del mismo se deduce que es el responsable de la atencion sanitaria visual primaria, por lo que deberiamos poder encontrar optometristas en los diferentes centros de salud y hospitales de toda la geografia española, lo que supondría, objetivamente, una mejora en el sistema público de salud, se produciría una disminución significativa en las listas de espera y el oftalmólogo podría dedicarse más estrechamente a su función médica, mientras que el paciente estaría tambiénmejor atendido desde el punto de vista optométrico.                                                                                                                      

¿Que es la optometría?

La actual Optometría tiene su origen en América del Norte. Desarrollada por Ópticos-Optometristas. Tiene la triple vertiente de prevenir, detectar y solucionar problemas visuales. Su objetivo final es conseguir el máximo rendimiento visual con la mínima fatiga. Para ello, estudia, además del estado refractivo de los ojos, aspectos que hayan podido influir de alguna manera en el desarrollo y aprendizaje visual, posibles disfunciones binoculares, hábitos en cuanto a la postura y distancia de lectura, entorno o medio ambiente: iluminación, mobiliario, colores, etcétera. La Optometría presta especial cuidado al funcionamiento del sistema visual a cortas distancias (lectura, escritura, trabajos de precisión, vídeoterminales…), por ser aquí en donde se originan la mayoría de las disfunciones visuales.

El estudio de las relaciones entre la LUZ y la VISION es tan antiguo como la misma civilización. Pero no sólo los científicos han explorado estos campos. Los enigmas de la luz relacionada con la visión han encandilado a poetas, filósofos, artistas, arquitectos, ingenieros, físicos, periodistas, fisiólogos, psicólogos…

La percepción, que originalmente fue un concepto filosófico, llevó inevitablemente a la investigación de la estructura, fisiología ocular y del propio sistema nervioso. Pero ni la anatomía ni la fisiología podían abarcar todos los fenómenos de la visión, y en el siglo XIX tuvieron que sumarse los estudios y experimentos psicológicos.

La Óptica-Optometría se ocupa, no sólo de los campos de la luz y la visión, sino también de su mutua relación e interacción con el organismo. Los términos visión y ojos guardan una estrecha relación entre sí, pero no significan lo mismo. Los ojos son los órganos de recepción de estímulos visuales y vemos a través de ellos, pero solamente comprendemos y aprendemos a través de la visión, que es un proceso multisensorial, perceptivo y cognoscitivo. En otras palabras y como dijimos en el primer capítulo de esta Guía, la visión es la capacidad para procesar la información del entorno, obtener un significado y comprender lo que se ve a través de los ojos.

La Óptica-Optometría es una profesión libre, sanitaria -NO MEDICA- e independiente en la asistencia primaria, y es la Ciencia que estudia el complejo sistema visual con el fin de obtener de la visión la máxima eficacia. Trata de obtener el máximo rendimiento visual con el mínimo gasto energético. Para conseguirlo, la Optometría recurre a varias áreas del conocimiento: anatomía, biología, neurología, farmacología, patología, fisiología, psicología, ergonomía, etcétera; pero de forma preferente a una parte de la física que más ha Influido en el desarrollo de la humanidad: la Óptica.

Fuente: http://www.cnoo.es

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres