Blogia
Temas de Optometria

Glaucoma

Glaucoma

En el interior del ojo se produce constantemente un líquido, el humor acuoso. Este líquido proporciona la presión adecuada al globo ocular y debe existir una adecuada relación entre su producción y su salida. Si se altera la evacuación del humor acuoso traerá como consecuencia un aumento en la presión intraocular provocando alteraciones y destrucción en la capa de fibras nerviosas de la retina con el consecutivo daño al nervio óptico, estas alteraciones que se producen en el globo ocular se conoce con el nombre de Glaucoma.

Si no es tratado a tiempo y en forma adecuada, el glaucoma puede ocasionar la ceguera total. Es la causa más importante de ceguera irreversible en todo el mundo. Una pérdida de la visión periférica o puntos ciegos que se instalan en el campo visual suelen ser las consecuencias de un glaucoma no tratado

Los glaucomas se clasifican en glaucomas de ángulo abierto y de ángulo cerrado, y en algunas ocasiones pueden ser secundarios a otras afecciones. En los glaucomas de ángulo abierto, los canales de salida del fluido el fluido drena muy lentamente; en los de ángulo cerrado los canales están bloqueados por el iris. Para el diagnóstico, el optometrista debe recurrir a métodos indoloros que permiten medir la presión interna del globo ocular, llamados tonometría.

Proximamente desgranaremos los diferentes tipos y hablaremos de los posibles tratamientos.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres